jueves, 23 de junio de 2016

Los intereses de la deuda ahogan España?

Siguiendo con la serie de falacias económicas tras la falacia de que la presión fiscal en España es muy alta y la falacia de que hay que aumentar el consumo para salir de la crisis, vamos a ver la falacia que dice que los intereses de la deuda de España o de Grecia son tan altos que impiden a los gobiernos funcionar correctamente y tienen la culpa de todos nuestros males.

Incluso se oye mucho decir en las tertulias a miembros relevantes de la izquierda española decir que ¡los intereses son un tercio del presupuesto del estado! y que esto nos está ahogando económicamente, y así llegar a la conclusión de que hay que impagar la deuda para salir de la crisis de austeridad.

Para empezar es una falacia que impagar parcialmente la deuda vaya a reducir los intereses pues dicho impago provocaría que el resto de deuda se cotizara a mayor interés y por lo tanto las siguientes renovaciones de deuda serían a mayor interés. Con ello al final acabamos igual o perdiendo. Pagando igual o más intereses.

Pero la falacia está en los porcentajes. En el presupuesto del estado español los intereses de deuda representan un 3,4% del PIB aproximadamente, lo que evidentemente no puede ser un tercio de nuestro presupuesto de gastos. Es falso que solo gastemos un 10,2% del PIB. Para empezar nuestra presión fiscal ya es aproximadamente de un 32,5% del PIB y nuestro gasto algo más pues sigue habiendo déficit.

Ni siquiera Grecia está pagando un alto porcentaje de su PIB en intereses pues gracias al rescate solo paga un 4% de su PIB.

¿Un 3,5% o un 4% del PIB es demasiado o es aceptable?
Por supuesto sería mejor un 2% o menos pero lo que pagamos no es tan grave ni "vacía las arcas del estado" como dicen algunos. La clave está en que los tipos de interés vayan bajando y poder colocar la deuda que va venciendo y vamos renovando a menor interés, como España que ahora mismo está colocando sus bonos a 10 años al 1,4%. Y por supuesto no incrementar la deuda a ser posible o incrementarla muy poco. Cuando un país debe mucho su meta debe ser el déficit cero para que su deuda no crezca.

El mundo ideal: déficit cero y deuda colocada a intereses a tipos casi cero. Pero para tener intereses a tipos bajos hay que tener credibilidad, fiabilidad, estabilidad... y así tener la confianza de los mercado que son al final quienes marcan esos intereses.

Volviendo al tema inicial y dejando de irme por las ramas, es una falacia que los intereses de la deuda representen un porcentaje muy alto de los presupuestos del estado, representan un 10% del presupuesto y van a la baja.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...